jueves, 10 de diciembre de 2015

MÁQUINAS EXPENDEDORAS DE RELATOS


Crean una máquina expendedora de relatos cortos
En Francia ya comienzan a instalarse estos dispositivos, que permiten escoger historias que se puedan leer en uno, tres y cinco minutos

Las máquinas expendedoras han evolucionado mucho en los últimos años. La comida o la bebida han dado paso a nuevos productos dirigidos a hacer más llevadera la espera del transporte público. Hace ya tiempo que comenzaron a poblar las paradas de autobuses y metros máquinas que permitían adquirir libros, pero una empresa francesa ha decidido darle una nueva vuelta de tuerca al servicio. 
En algunos lugares ya se empiezan a colocar máquinas expendedoras de relatos cortos. Llamada Distributeur d'histoires courtes (Distribuidor de historias cortas) y dirigida por la editorial Short Edition -especializada en textos que se pueden leer en menos de 20 minutos- esta máquina permite escoger historias que se puedan leer en uno, tres y cinco minutos. 
Esta será la única opción que se pueda escoger, porque el contenido y tipo de historia quedará en manos del azar. El texto se imprime en una especie de ticket que se podrán leer de manera cómoda mientras se espera en la parada de autobús durante un corto periodo de tiempo. 
El objetivo que se persigue es bastante ambicioso: intentar que la lectura sustituya al móvil.