miércoles, 9 de febrero de 2011

FRAGMENTO 23

El otro día vi un documental donde quedaba al descubierto que las bombillas, las impresoras y la mayoría de los electrodomésticos estaban diseñados para que dejasen de funcionar pasados unos pocos años y así favorecer el consumismo. Yo me pregunto si los escritores hicieran igual y al cabo de un tiempo las palabras de sus libros se estropeasen y dejasen de tener sentido en la narración. O si los pintores pintasen sus cuadros con una pintura especial que al cabo de un tiempo empezara a diluirse.
Si unos lo hacen, es justo que los otros también.

®pepe pereza

2 comentarios:

VELPISTER dijo...

No sería justo, lo primero sobra, a la vista está, lo otro es esencial.
Abrazo

Paloma Corrales dijo...

Qué curioso, quizá que vimos el mismo documental, ¿obsolescencia?, y creo que no es justo en ninguno de los casos.

Un beso.